Cataratas

discapacidad visual Cataratas

El cristalino forma parte del ojo humano. Es una especie de lente que se encuentra detrás del iris y a la vez delante del líquido vítreo y hace posible la visión.

Su función es la de que el ojo pueda enfocar y ver a corta, media y larga distancia. Esta característica es posible gracias a su poder de “acomodación”, con lo que el ojo se adapta a automáticamente gracias al cristalino y puede ver y enfocar a diferentes distancias.

El tejido que forma el cristalino es transparente para poder ver de forma nítida, pero cuando aparecen las cataratas, se produce una opacidad progresiva del cristalino.

Las cataratas provocan que la persona vaya perdiendo su capacidad y calidad visual. Esto se debe a que la luz que entra en el ojo y debería llegar a la retina, debido a esa opacidad no llega.

Esta característica a veces se debe a que se acumulan proteínas y se pierde esa nitidez del ojo.

La catarata puede aparecer en uno o en ambos ojos.

Síntomas

El principal síntoma de las cataratas será la pérdida de visión. La persona con catarata puede percibir una menor nitidez en su visión, ve una especie de neblina. Ve menos y peor.

Los pacientes acuden a consulta porque ven peor tanto si hace mucho sol, como, por ejemplo, por la noche con luces que les producen deslumbramientos.

Las personas que conducen notarán que les es más difícil conducir durante la noche, ya que los faros y focos pueden provocarles destellos y molestias. Esta es una de las señales principales en la aparición de cataratas: puede ver halos alrededor de las luces o destellos.

Los colores y las distancias no son percibidos de igual forma por estos pacientes que antes de aparecer las cataratas. Por lo general, los pacientes afirman percibir los colores más oscuros o apagados y también baja la percepción de los contrastes.

Incluso la persona notará que no puede leer la letra pequeña, pero a la vez, su visión de lejos también empeora.

El Instituto Nacional del Ojo en Estados Unidos afirma que también a nivel físico se puede percibir la presencia de la catarata porque el cristalino deja de ser transparente y comienza a tomar color amarillento o marrón.

Asimismo, puede aparecer incluso visión doble en alguno de los ojos, que suelen ser síntoma al inicio de la catarata.

Si la catarata no es tratada o corregida mediante cirugía, sigue avanzando, y puede llegar a provocar ceguera, provocando discapacidad visual.

¿A qué se debe? ¿Cuáles son las causas de la aparición de cataratas?

La causa principal de la aparición de las cataratas suele estar debida al envejecimiento del ojo. El tejido del cristalino, formado por proteínas principalmente, se va degradando, y eso hace que la transparencia que tiene se vaya perdiendo.

Esa degradación se puede producir por el impacto de los rayos ultravioletas en el ojo a lo largo de los años o también el efecto de los radicales libres que son capaces de romper el equilibrio del organismo y oxidar las células y proteínas existentes en el mismo, según los expertos.

Los radicales libres pueden estar provocados por la radiación ultravioleta, por la contaminación, el estrés o incluso una alimentación inadecuada.

Además de esta catarata propia del adulto mayor, provocada por el envejecimiento, también existen cataratas en niños que nacen con esta patología u otras enfermedades que pueden provocarlas.

Las cataratas pueden aparecer antes en personas que tengan diabetes que no esté bien controlada, en personas con glaucoma o también en aquellos que tienen alta miopía.

Las cataratas en niños que acaban de nacer pueden estar provocadas por alguna infección que haya tenido la madre durante el embarazo, que afecte al desarrollo del tejido del cristalino del feto. Según Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) esta opacidad del cristalino en bebes puede deberse a patologías, infecciones en el útero o incluso de forma espontánea.

Asimismo, indican que algunos factores que pueden desencadenar su desarrollo son, por ejemplo, fumar o la ingesta de algunos medicamentos que lleven corticosteroides. Esto sucede en personas tratadas de reuma, que tienen que tomar cortisona, o alergias, por ejemplo.

Resumimos aquí algunas de las causas principales del desarrollo de las cataratas:

  • Debido a la edad.
  • De carácter congénito, al nacer.
  • Por accidentes o traumatismos.
  • Por inflamación.
  • De carácter metabólico o endocrino (por ejemplo, diabetes).
  • Por la exposición continuada a rayos ultravioletas.
  • Por hábitos como fumar, beber alcohol o dieta inadecuada.

¿Quién puede tener más riesgo de desarrollar cataratas?

El principal riesgo viene asociado a la edad como hemos visto en los anteriores epígrafes.

Aunque también tienen riesgo de desarrollar cataratas de forma precoz, por ejemplo, personas con algunas patologías como la diabetes o aquellas que bien por su trabajo u otros motivos hayan estado expuestos a los rayos ultravioletas del sol sin protección.

El Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos también recuerda que los hábitos también pueden ser desencadenantes a la hora de desarrollar cataratas, por ejemplo, los hábitos tóxicos como fumar o abusar del alcohol.

A este respecto sobre hábitos no saludables, se han realizado diversos estudios científicos donde los especialistas concluyen que el consumo tanto de alcohol como de tabaco hace que puedan aparecer lo que llaman como “cataratas preseniles” y también en las cataratas seniles.

La hipertensión arterial, que puede estar o no asociada a esos hábitos no saludables, o bien estar generada por el propio organismo del paciente debido a alguna patología, ha de ser tratada. Así se podrá prevenir la aparición precoz de cataratas, ya que es otro de los riesgos que afecta a su desarrollo.

Tipos

Según el Instituto Nacional del Ojo en Estados Unidos existen varios tipos de cataratas en función de la causa que provoca la catarata:

  • La principal es la que está relacionada con el proceso de envejecimiento del organismo, es la catarata primaria.
  • También existe la catarata secundaria. Son las ocasionadas por otros problemas de la vista como glaucoma, o patologías como diabetes. Asimismo, se pueden asociar al uso de esteroides.
  • Traumática. Provocada por traumas, golpes o heridas en los ojos.
  • Congénita. La que aparece en el bebe.
  • Por radiación. Al exponerse a radiación, como la de los rayos ultravioletas (UV).

También existe una clasificación de las cataratas según la parte del ojo afectada por la misma.

Unas aparecen en el centro del cristalino, y se denomina catarata nuclear, otras aparecen en los bordes, son las corticales, y en otros casos, la catarata puede aparecer en la parte posterior, son cataratas subscapulares posteriores.

Esta clasificación es la que apuntan también en la web creada para informar y orientar sobre la visión y prevenir diversas patologías “All About Vision”.

Prevalencia

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) afirma que en América Latina y el Caribe la catarata (opacidad del cristalino) es la causa más importante de ceguera.

La Prevent Blindness America (PBA) afirma que hay muchos más casos de personas con cataratas en el mundo que de otras patologías juntas como glaucoma, degeneración macular o retinopatías.

Desde la OPS solicitan que haya más servicios de atención a las cataratas sobre todo en población que puede ser más vulnerable, como las personas que son más pobres o viven en entornos rurales. También se encuentran en el camino para poder analizar y evaluar qué zona son donde se precisan más coberturas y atención a las personas con cataratas, para evitar mayor prevalencia por cegueras provocadas por esta patología.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) analiza la situación sobre la ceguera y la discapacidad visual a nivel mundial.

En todo el planeta alrededor de 1.300 millones de personas viven con algún tipo de patología que afecta a su visión. La OMS considera los “problemas de refracción no corregidos y las cataratas” unos de los primeros causantes de la baja visión y la discapacidad visual.

Las estadísticas apuntan a los países con ingresos bajos y medianos los lugares donde más incidencia de discapacidad visual hay debido a las cataratas.

Asimismo, el caso de niños con cataratas congénitas es mayor en países más pobres.

La OMS explica que un 80% de los casos de personas con déficit de visión podrían evitarse.

En el caso de las cataratas la solución sería la cirugía para devolver a esos pacientes su visión.

Entre las funciones de la OMS estos años está la de analizar y evaluar la calidad de la prestación de los servicios en lo que atención oftalmológica se refiere. Una buena atención, información y educación sobre la salud visual, podría ofrecer mayores tasas de prevención y menores de incidencia de estas patologías que afectan a la vista.

Tratamiento

El especialista que trata las diversas patologías del ojo es el oftalmólogo. Lo recomendable es que todas las personas tengan un seguimiento y se realicen análisis oftalmológicos periódicos a lo largo de su vida.

Y con mayor asiduidad, se suele marcar una revisión anual a partir de los 40 años, para poder detectar a tiempo cualquier anomalía o alteración en la estructura del ojo que pueda provocar una pérdida de visión o ceguera.

Una vez diagnosticada la catarata lo ideal es que el paciente sea tratado e intervenido, en caso de ser posible dicha cirugía, por oftalmólogos especializados en el tratamiento de cataratas.

La catarata a veces se desarrolla de forma lenta a lo largo del tiempo, por lo que en los pacientes cuando acuden a consulta por pérdida de visión, es común que la catarata ya se haya desarrollado hace tiempo.

Cuanto antes se diagnostique la catarata y antes se realiza la cirugía, esta se podrá llevar a cabo con mejor pronóstico y con menos riesgos.

Pruebas para detectar las cataratas

No siempre que hay una pérdida de visión o disminución de la agudeza visual se debe a las cataratas, por lo que los especialistas aconsejan un examen regular de la vista para detectar y determinar cualquier alteración o patología que se pueda presentar.

Desde la Asociación Española de Miopes y afectados de Miopía Magna recomiendan hacerse un examen oftalmológico anual a partir de los 40 años, como hemos apuntado en la introducción de este apartado.

Las pruebas para detectar las cataratas pueden ser:

  • Examen oftalmológico completo, donde se pueden incluir por ejemplo, el test de agudeza visual y refracción (¿puede ver bien a diferentes distancias?), medir la presión ocular (tonometría), explorar el fondo del ojo.
  • Ecografía del ojo. Gracias a esta prueba se puede ver con mayor detalle todo el ojo y cómo es el cristalino para preparar la cirugía y también el tamaño de la lente en caso de que el especialista haya pensado en insertarla.

Los oftalmólogos también apuntan otras pruebas, pero que no suelen ser necesarias para detectar la catarata, como por ejemplo un test que ponga a prueba la capacidad del paciente para observar y ver los contrastes o una prueba de brillo.

Tratamiento

Hoy día el tratamiento más indicado para devolver la visión a los pacientes con cataratas es la cirugía.

Se trata de cirugías que no son muy largas, se realizan con bastante pericia por parte de los cirujanos y cuentan con una óptima recuperación, según señalan tanto pacientes como especialistas.

En los casos que la persona presente otro tipo de patología ocular, como por ejemplo la degeneración macular u otros, puede que esa recuperación de la vista no sea completa, pero es algo que el especialista le indicará antes de realizarla.

Cuidados y cirugía

La cirugía está indicada en cuanto se pueda operar al paciente para poder solucionar esta patología. Es el tipo de operación visual más realizada en todo el mundo.

También es importante realizarla si la catarata ya está provocando otros problemas como el aumento de la presión ocular o inflamación en el ojo.

El grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha elaborado una información sobre cataratas para que los pacientes conozcan mejor sus enfermedades y explican cuándo es mejor operar.

Aunque no se haya concretado un momento exacto en el que se debe operar la catarata, la opinión común entre los especialistas es que se ha de tener en cuenta el perfil y situación concreta de cada paciente. La edad y las limitaciones que provoca la catarata en el día a día de la persona en cuestión son dos de los factores a tener en cuenta.

También se han de analizar y evaluar otros problemas que pueda tener el ojo y también otras posibles patologías a nivel general que pueda tener el paciente.

Lo ideal es que la catarata no esté muy avanzada para que la operación sea más sencilla, aunque otros expertos afirman que esperar no tiene por qué implicar más complicaciones.

El Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos afirma que incluso hay personas que son diagnosticadas de cataratas, y que, si éstas no experimentan avance, y la persona puede suplir el déficit de visión con gafas o lentes de aumento, no será necesario operar.

Aunque para la mayoría de especialistas, si las cataratas limitan la vida del paciente, recomiendan operar. La operación puede revertir la patología y el paciente, si no tiene otras afecciones de la vista asociadas, puede volver a tener su visión anterior.

Hoy día hay muchos avances que permiten que en la cirugía se sustituya el cristalino por una lente intraocular realizando el mínimo de incisiones. La “facoemulsificación” es el nombre que se da a esta cirugía que se caracteriza por ser menos invasiva y se puede realizar con anestesia local o con gotas anestésicas.  Con esta técnica se deshace la catarata y luego se aspira. ¿Cómo se deshace la catarata? Se realiza mediante el uso de ondas sonoras o ultrasonidos que logran fracturar la catarata y así es más sencilla su posterior aspiración.

La lente que se pone puede ser monofocal o multifocal. Los especialistas deciden según el perfil de cada paciente qué lente se usa.

También existe otro tipo de lentes que son las “tóricas” y se pueden poner para corregir otras patologías como el astigmatismo.

Los especialistas apuntan que incluso pueden corregir el astigmatismo al hacer esta cirugía.

La operación suele durar menos de media hora y la recuperación es corta.

Las cirugías que se pueden realizar según el tipo de catarata son, según indica, la Sociedad Española de Miopía:

  • Extracción extracapsular. Con esta técnica se extrae la catarata sin romperla.
  • Cirugía láser. Se usa la técnica laser para operar la catarata que se extrae posteriormente mediante succión, de forma similar a la facoemulsificación.

Tras cualquiera de las diferentes cirugías suele ser usual colocar una lente que hace la función del cristalino y favorece la visión.

Consejos tras la operación

Su especialista le dará los consejos y recomendaciones a seguir tras esta cirugía. Normalmente se aplica un colirio antibiótico y otro inflamatorio durante los primeros días.

Al salir de la cirugía es recomendable llevar unas gafas oscuras o de sol, para prevenir cualquier molestia con las luces.

Las primeras 24 horas son muy importantes y es mejor no tocar el ojo ni aplicar ni siquiera agua en el mismo para evitar cualquier tipo de infección. Agacharse, coger peso o hacer esfuerzos está totalmente desaconsejado en los primeros días.

El papel del personal de enfermería y especialistas es vital para ofrecer al paciente las recomendaciones a seguir. Además, en casos de personas mayores que vivan solas y que no cuenten con apoyo de familia o cuidadores puede ser necesario un seguimiento, aunque sea telefónico, para confirmar que la recuperación no tiene complicaciones.

En la Revista Electrónica de Portales Médicos profesionales sanitarios de diferentes especialidades publican sus informaciones de interés y contenidos sobre salud. En este caso la web cuenta con un completo plan de cuidados para pacientes operados de cataratas que recomendamos leer a aquellos que busquen más información a este respecto, ya que habla desde una perspectiva no solo sanitaria sino también psicosocial para dar el mejor apoyo al paciente.

Por su parte la Agencia Sanitaria Costa del Sol, desde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, informa a los pacientes intervenidos que deben acudir a urgencias si experimentan dolor de forma intensa, pérdida de visión o el ojo operado se pone muy rojo o secreta líquido.

Consejos de prevención

El grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en su información sobre cataratas para informar en profundidad a los pacientes sobre esta patología indican algunas formas de prevención del desarrollo de las cataratas como el uso de gafas de sol con filtro de rayos ultravioleta en exteriores, no fumar y seguir las pautas médicas según dispongan los especialistas.

En estos consejos coinciden la mayor parte de entidades y especialistas dedicados al cuidado de la vista y patologías como las cataratas.

El Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos también coincide en que es positivo el uso de gafas de sol para protegernos de los rayos ultravioletas.

Además, añaden la importancia de una correcta alimentación: variada y equilibrada. Incluir verdura y frutas, sobre todo vegetales con hoja verde es importante, ya que tienen antioxidantes, como el brócoli y las espinacas, que además tienen vitamina E. Según los últimos estudios existen beneficios demostrables en el efecto de los antioxidantes para proteger el cristalino de una posible degeneración de la vista. También los alimentos ricos en Vitamina C ayudan a proteger la visión: naranjas, pimientos rojos, tomates, etc.

Otra forma de prevenir posibles patologías o alteraciones que puedan aparecer en el ojo es con las revisiones periódicas, exámenes anuales y si es posible con test de dilatación de pupila, que permite ver el fondo del ojo, cuando el especialista recomiende.

Hoy día también estamos especialmente expuestos a diferentes pantallas como el ordenador, el móvil, la tablet o la televisión. Los oftalmólogos recomiendan protegerse también y no abusar del uso de estas pantallas, aunque no haya estudios concluyentes que hayan encontrado relación entre las mismas y las cataratas.

Por último, los especialistas coinciden en abandonar hábitos tóxicos como el alcohol o el tabaco, para prevenir el desarrollo de cataratas y la pérdida de visión.

Envejecimiento saludable

Es un hecho que las cataratas tienen un gran porcentaje de aparición en los adultos mayores.

Pero afortunadamente también hemos comprobado que tienen solución en gran parte de los casos gracias a la cirugía.

Si una persona se realiza una cirugía de cataratas en muchos casos podrá revertir el problema de visión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estudiado el proceso de envejecimiento y su impacto en la salud. En este estudio aparecen afecciones comunes en las personas mayores, como son las cataratas, la diabetes u otras patologías osteomusculares.

Lo más importante para un envejecimiento saludable es intentar estar activo, llevar una dieta equilibrada y sobre todo tener acceso al sistema sanitario, para realizar un correcto seguimiento de aquellas patologías o complicaciones que puedan aparecer.

Los hábitos saludables, comer bien, no fumar ni beber alcohol, ejercen un efecto importante en la prevención de las cataratas, y en tener un proceso de envejecimiento más saludable.

Y siempre, continuar realizando los seguimientos oftalmológicos, en los períodos y plazos que marque el especialista, para prevenir o en su caso tratar u operar las cataratas, si estas aparecen.

Publicaciones, documentos técnicos y websites con información (enlaces externos abren en ventana nueva)

Contactos de interés (enlaces externos abren en ventana nueva)

 

 

¿Por qué se desarrollan las cataratas?

Las cataratas son una patología de la vista que afecta directamente al cristalino.

El tejido que forma el cristalino es transparente para poder ver de forma nítida, pero cuando aparecen las cataratas, se produce una pérdida progresiva del cristalino.

Las cataratas provocan que la persona vaya perdiendo su capacidad y calidad visual. Esto se debe a que la luz que entra en el ojo y debería llegar a la retina, debido a esa opacidad no llega.

Esta característica a veces se debe a que se acumulan proteínas y se pierde esa nitidez del ojo.

 

¿Se pueden prevenir?

Se pueden prevenir con el uso de gafas de sol con filtro de rayos ultravioleta en exteriores, suprimiendo hábitos tóxicos como fumar o abusar del alcohol y siguiendo las pautas médicas según dispongan los especialistas.

Además, los expertos destacan la importancia de una correcta alimentación: variada y equilibrada. Incluir verdura y frutas, sobre todo vegetales con hoja verde es importante, ya que tienen antioxidantes, como el brócoli y las espinacas, que además tienen vitamina E. Según los últimos estudios existen beneficios demostrables en el efecto de los antioxidantes para proteger el cristalino de una posible degeneración de la vista. También los alimentos ricos en Vitamina C ayudan a proteger la visión: naranjas, pimientos rojos, tomates, etc.

 

¿Hay cura para las cataratas?

Hoy día el tratamiento más indicado para devolver la visión a los pacientes con cataratas es la cirugía.

Se trata de cirugías que no son muy largas, se realizan con bastante pericia por parte de los cirujanos y cuentan con una óptima recuperación, según señalan tanto pacientes como especialistas.

Por lo general, a no ser que haya otros problemas o patologías asociados a la vista, el paciente puede recuperar su visión anterior al realizarse la cirugía.

 

¿Qué tratamientos existen?

La cirugía para operar las cataratas está indicada en cuanto se pueda operar al paciente y sea viable por su perfil y características personales para poder solucionar esta patología.

Es el tipo de operación visual más realizada en todo el mundo.

También es importante realizar la cirugía si la catarata ya está provocando otros problemas como el aumento de la presión ocular o inflamación en el ojo.

Hay personas que si sus cataratas no muestran avance no será necesario operar. En cada caso lo decidirá y tratará con el paciente el propio especialista.

 

Las personas con cataratas, ¿qué síntomas tienen?

El principal síntoma de las cataratas será la pérdida de visión. La persona con catarata puede percibir una menor nitidez en su visión, ve una especie de neblina. Ve menos y peor.

Los síntomas que pueden aparecer son:

  • Deslumbramientos con las luces. A veces se ven destellos alrededor de la luz.
  • Peor visión nocturna.
  • Colores apagados.
  • No se perciben igual las distancias.
  • Ve peor tanto de lejos como de cerca.
  • Incluso el cristalino puede comenzar a verse amarillo o marrón.
  • En ocasiones se puede presentar visión doble.

 

¿Qué pruebas se hacen para detectar las cataratas?

Las pruebas para detectar las cataratas pueden ser:

  • Examen oftalmológico completo, donde se pueden incluir, por ejemplo, el test de agudeza visual y refracción (¿puede ver bien a diferentes distancias?), medir la presión ocular (tonometría), explorar el fondo del ojo.
  • Ecografía del ojo. Gracias a esta prueba se puede ver con mayor detalle todo el ojo y cómo es el cristalino para preparar la cirugía y también el tamaño de la lente en caso de que el especialista haya pensado en insertarla.

 

  • Antígenos. Elemento que propicia la creación de anticuerpos en el organismo para responder a un ataque ya sea vírico, bacteriano o alérgico, por ejemplo.
  • Antirretroviral. Terapia capaz de reducir la carga vírica del VIH en el organismo.
  • Células CD4. Son un tipo de linfocito. En personas con VIH es importante saber cuántos linfocitos de este tipo tienen para saber si se ve afectado su sistema inmunitario.
  • Comorbilidades. Se definen así a diferentes alteraciones o enfermedades que puede tener un mismo paciente.
  • Drogas parenterales. Son las que se inyectan con jeringuillas.
  • Enol. Son alquenos que están compuestos por hidrocarburos insaturados.
  • Estigma. El estigma puede ser una marca o condición del ser humano que puede hacer que el resto le discrimine.
  • Ganglios linfáticos. Forman parte del sistema inmunitario. Cuando están inflamados puede ser señal de infección o de otras afecciones como cáncer.
  • Infectólogos. Especialista médico encargado de estudiar y tratar enfermedades que se producen por infecciones.
  • Inmunodeficiencia. Se llama así al estado del organismo cuando su sistema inmune no actúa correctamente o está debilitado.
  • Médico internista. Profesional de medicina interna. Suele estar en centros ambulatorios u hospitalarios y evalúa de forma integral cualquier alteración de salud.
  • Mononucleosis. También llamada "enfermedad del beso". Es una patología infecciosa que se transmite por la saliva. Produce inflamación de los ganglios, fiebre e incluso afectar a algunos órganos.
  • Mutabilidad del virus. Es la capacidad del virus para cambiar.
  • Linfocitos. Son glóbulos blancos que defienden al organismo de infecciones.
  • Profilaxis. Son medidas o recomendaciones que sirven para proteger o prevenir una patología o enfermedad.
  • RNA viral. El RNA de un virus es su composición genómica, es decir, el ADN del virus.
  • Seropositivos. Una persona es seropositiva cuando tiene anticuerpos en su sangre de algún virus, en este caso el VIH.
  • Tumores. Células que se transforman y tienden a crecer o multiplicarse. El tumor puede ser maligno o benigno.
  • Virus. Son elementos que pueden provocar infecciones.