Epilepsia

discapacidad neurológica Epilepsia

Descripción

La Real Academia Española define la epilepsia como una enfermedad que se caracteriza por accesos repentinos que están acompañados de pérdida del conocimiento y convulsiones.

Pero la epilepsia es una patología más compleja y necesita de una descripción en profundidad, ya que hay diversos tipos, factores, y formas de actuar ante posibles crisis, que nos gustaría despejar a través de esta ficha de información.

Esta patología, de origen neurológico, se provoca por el exceso de actividad eléctrica de las neuronas. Pero su causa puede ser diversa.

Es una enfermedad crónica por una alteración cerebral que afecta al sistema nervioso.

Alrededor de 2 personas de cada 100 pueden tener esta enfermedad. No hay género predominante, ya que puede aparecer por igual en mujeres y hombres. Y por edades, aunque aparece más habitualmente en niños o mayores, se puede manifestar a cualquier edad.

Aunque tenga una baja incidencia, en cuanto a patología neurológica, es la más frecuente por detrás de las cefaleas.

¿Cuáles son sus síntomas principales?

La epilepsia puede mostrarse a través de crisis imprevistas, lo que conocemos, como crisis epilépticas. Para que una persona pueda considerarse que tiene epilepsia, al menos ha de haber tenido dos de estas crisis en su vida.

Las crisis solo duran unos segundos o minutos. Pero hay que estar atentos, y si alguna persona sufre una de estas crisis, saber cómo actuar, algo que detallan muy bien en este vídeo de Apice Epilepsia https://www.youtube.com/watch?v=qUkFJagKYw4

La pauta principal si estamos presentes cuando alguien tiene una crisis es

  • Acompañar a la persona y protegerla para que no se haga daño o se golpee con las convulsiones. Anotar la duración de la crisis.
  • Retirar aquellas cosas cortantes o que puedan hacer daño a la persona
  • Colocar algo debajo de la cabeza de la persona con la crisis, para que no golpee la cabeza con el suelo
  • Girar a la persona de lado, para que pueda respirar
  • Aflojar su ropa, si está apretada en el cuello
  • Nunca intentar detener las convulsiones
  • No hacer reanimación ni darle de beber

Pero además de las crisis, también puede tener otros síntomas, ya que puede afectar al movimiento o a la forma de actuar.

Las crisis pueden tener más riesgo de aparecer en situaciones extremas de estrés, por cambios hormonales o por cansancio o falta de sueño.

Queda demostrado que una persona puede ser epiléptica si

Hay otros tipos de crisis que también aparece con convulsiones, pero que no se deben a epilepsia, sino que su especialista ha de examinar a qué se debe, ya que puede ser por otras patologías o circunstancias. Incluso hay personas que tienen una sola crisis en toda su vida. En esos casos, las crisis no se deberán a una alteración cerebral.

¿Por qué se desarrolla la epilepsia?

Hay diversos motivos y dependerá del momento en qué aparece la epilepsia.

La epilepsia puede ser

Tipos

Existen varios tipos de crisis epilépticas https://www.apiceepilepsia.org/que-es-la-epilepsia/diferentes-tipos-de-c...

  • Cuando hay más de una crisis, no en el mismo día, y sin conocer una causa o detonante directo.
  • Aunque solo se haya presentado una crisis, se tendrán que diagnosticar si hay tendencia a que se repita.
    • Hereditaria. Es muy poco común que sea heredada. Pero si se da en casos como la esclerosis tuberosa, lipidosis o neuro-fibromatosis.
    • Alteraciones congénitas.
      • Por una alteración en el desarrollo de la migración neuronal, por ejemplo, y de carácter heredado.
      • Alteración en el desarrollo del bebe, no hereditario, pero que por circunstancias ambientales u otras, afectaron al feto durante el embarazo.
      • Por alteraciones del metabolismo como hiperglucemia, Huntington infantil, o fenilcetonuria, entre otras.
    • Falta de oxígeno en el cerebro (anoxia).
      • Suele producirse en el momento del parto
      • O en los primeros años de vida
      • En adultos suele ser por alteraciones cerebro-vasculares
    • Por golpes en la cabeza
    • A causa de la ingesta de tóxicos o alcohol
    • Por alteraciones del metabolismo
    • Por enfermedades infecciosas que afectan al cerebro, como la meningitis
    • Por la aparición de tumores
    • Debido a enfermedades degenerativas que afecten el sistema nervioso
    • Las que se producen de forma focal (puede ser simple o completa). Solo una parte concreta del cerebro está afectada. Puede haber alteración en el oído, vista o memoria. A veces hay perdida de conocimiento y la sensación de quedarse en blanco.
    • Las generales. En estos casos se produce la pérdida total del conocimiento. Los músculos se ponen rígidos o se aflojan, haciendo que la persona caiga. Se localizan en todo el cerebro.

Recomendaciones

Tratamiento

Tras los primeros síntomas de que la persona puede tener epilepsia debe ir al especialista para que le hagan las pruebas que den un diagnostico y así comenzar con su tratamiento para normalizar y controlar posibles crisis.

El especialista, en este caso el neurólogo, realizará una serie de preguntas para conocer el historial médico del paciente, y se concretará a qué puede estar debida y el tipo de crisis, que afectan a la persona.

Eso sí, a veces, hay casos en los que no es fácil detectar la causa y el efecto.

Al menos se deben haber dado un par de crisis para que se realice el diagnóstico de epilepsia.

Hoy día los tratamientos farmacológicos están muy avanzados, y ayudan a controlar la mayoría de la crisis.

También a veces se puede requerir intervención quirúrgica o ciertos tipos de dietas llamadas cetógenas, compuesta por alto nivel de grasas y pocas proteínas.

¿Qué pruebas se pueden solicitar?

Se pueden requerir estas pruebas

  • Analíticas de sangre
  • Electrocardiograma.
  • Electroencefalograma. A través de esta prueba se detectar anomalías cerebrales que puedan cuadrar con la epilepsia y clasificar el tipo.
  • Prueba de neuroimagen
    • Tac
    • Resonancia magnética cerebral
  • Estudios genéticos. En caso de sospechar que la causa de la epilepsia pueda ser hereditaria.

En resumen el tratamiento, planificado y orientado, por el equipo multidisciplinar de especialistas puede consistir en

  • Medicinas anti epilepsia.
  • Operaciones quirúrgicas. Existe incluso un término conocido como “síndromes remediables con cirugía” donde juega un papel importante la intervención quirúrgica, en vez de tratamientos con fármacos, para controlar y corregir la enfermedad. También puede ser la opción en aquellos tipos de epilepsia que no responden a los tratamientos farmacológicos. Es importante realizar antes un estudio previo y observar qué zona sería intervenida y verificar que no conllevará secuelas mayores.
    • Las operaciones pueden requerirse para controlar o eliminar las crisis epilépticas
    • O para tan solo intentar que dichas crisis disminuyan o afecten menos en el día a día al paciente
  • Dietas (dieta cetogénica). La dieta aumenta los lípidos y baja los hidratos de carbono. Se realizarán controles de seguimiento para observar la evolución del paciente. Uno de los contras puede ser estreñimiento, o también diarreas o vómitos en niños, además de algunas deficiencias en vitaminas, por lo que a veces no es una opción muy usada en adultos. Aunque siempre tendrá que decidir esta opción el especialista como posible tratamiento.
  • Estimulación cerebral o del nervio vago. El nervio vago conecta con el sistema nervioso central. En este caso se precisa una cirugía que coloque un estimulador cerebral, y solo se propone cuando se han probado otras alternativas sin éxito.

Consejos de prevención

Aquí trataremos dos formas de prevención.

  • Evitar la aparición de la enfermedad
  • Evitar la aparición de las crisis epilépticas

Hay casos en los que se desconoce porque se desencadena la enfermedad, pero en otros se pueden tomar ciertas medidas de prevención

  • Buen seguimiento y control del embarazo, para evitar infecciones, presión arterial alta o carencias nutricionales
  • Tratar las enfermedades infecciosas en infancia y jóvenes para evitar que afecten al sistema nervioso. A veces es necesario prevenir con vacunas
  • Prevenir accidentes que golpeen la cabeza. Con sillas de seguridad en el vehículo, casco en la bicicleta o al practicar ciertos deportes, etc.
  • Estar activo y controlar enfermedades como diabetes, colesterol, etc. para prevenir accidente cerebrovascular.
  • Si el padre, la madre o ambos tienen epilepsia, se pueden hacer análisis genéticos.

Cómo evitar las crisis epilépticas

Aunque hay crisis que no son evitables, ya que no se sabe porqué se pueden producir, hay una serie de recomendaciones, para evitar riesgo de tenerlas

  • Siguiendo el tratamiento farmacológico y consejos del especialista
  • Dormir y descansar lo suficiente. Se aconsejan de 7 a 10 horas, según la edad del paciente.
  • No beber alcohol ni tomar drogas
  • Llevar una vida lo más saludable posible, evitando estrés, falta de descanso, etc.
  • Controlar la fiebre
  • Evitar luces parpadeantes
  • En personas que son sensibles a las luces, evitar ver la tele demasiado cerca, y en una habitación con luz y sin brillos que se reflejen en la pantalla. No usar demasiado los videojuegos. Si hay luces es bueno taparse uno o los dos ojos.
  • Otro tipo de epilepsia es la refleja, que se produce por cambios bruscos, sustos, etc. Evitar en la medida de lo posible esos factores.

Envejecimiento saludable

Las personas con epilepsia tendrán un envejecimiento saludable siempre que presten atención a las recomendaciones de su especialista y sigan sus tratamientos farmacológicos del modo indicado.

Por lo general, según los expertos, los adultos suelen responder bien a los tratamientos farmacológicos para controlar la epilepsia.

Para las personas con epilepsia es importante llevar

  • Dieta equilibrada
  • Vida saludable y activa
  • Sin hábitos tóxicos

Mantenerse alejado del estrés o de la falta de sueño, así como no abusar de las pantallas, luces y destellos, podrán reducir el riesgo de crisis epilépticas.

Además, hay algunos consejos para evitar posibles situaciones de riesgo, como tomar duchas, en vez de baños, no realizar actividades de riesgo o aventura, para evitar situaciones de sobresalto o estrés (paracaidismo, escalada, buceo…) o tener algunas esquinas de muebles protegidas en casa. Pero en general, cualquier persona con epilepsia puede llevar una vida lo más normalizada posible.

Por otra parte, a veces la epilepsia es una enfermedad que aparece en adultos mayores, pero que no es fácil de diagnosticar porque se presenta con menos síntomas. También es importante en personas mayores con epilepsia el confirmar que toman su medicación.

A veces la epilepsia que se desarrolla en edades avanzadas se presenta como enfermedad secundaria, siendo la principal, por ejemplo, el Alzheimer, una enfermedad cerebrovascular, etc. Será el neurólogo y especialista quien analice el historial médico de la persona en cuestión y baraje cuál puede ser la causa de la epilepsia y el tratamiento a seguir.

Recursos de interés (documentos, guías, contactos)

Publicaciones, documentos técnicos y websites con información

 

Contactos de interés

Preguntas frecuentes

¿Por qué se produce?

Hay diversos motivos y dependerá del momento en qué aparece la epilepsia.

La epilepsia puede ser

  • Hereditaria. Es muy poco común que sea heredada. Pero si se da en casos como la esclerosis tuberosa, lipidosis o neuro-fibromatosis.
  • Alteraciones congénitas.
    • Por una alteración en el desarrollo de la migración neuronal, por ejemplo, y de carácter heredado.
    • Alteración en el desarrollo del bebe, no hereditario, pero que por circunstancias ambientales u otras, afectaron al feto durante el embarazo.
    • Por alteraciones del metabolismo como hiperglucemia, Huntington infantil, o fenilcetonuria, entre otras.
  • Falta de oxígeno en el cerebro (anoxia).
    • Suele producirse en el momento del parto
    • O en los primeros años de vida
    • En adultos suele ser por alteraciones cerebro-vasculares
  • Por golpes en la cabeza
  • A causa de la ingesta de tóxicos o alcohol
  • Por alteraciones del metabolismo
  • Por enfermedades infecciosas que afectan al cerebro, como la meningitis
  • Por la aparición de tumores
  • Debido a enfermedades degenerativas que afecten el sistema nervioso

¿Se puede controlar la enfermedad?

Va a depender del tipo de epilepsia, de su causa, y de cómo acepta la medicación el paciente, pero en la mayoría con un tratamiento farmacológico adecuado se puede controlar la enfermedad y las crisis epilépticas.

Siguiendo el tratamiento farmacológico y las recomendaciones del especialista (dormir lo suficiente, no someterse a situaciones de estrés, destellos o abusar de pantallas, videojuegos, etc.), se puede vivir de forma normalizada, y hacer actividades como cualquier otra persona.

Eso sí, dependerá del tipo de epilepsia, ya que cada caso, y según la parte del cerebro donde se tiene la lesión que provoca las crisis, la evolución de la enfermedad será de una u otra forma, ya que realmente es una enfermedad crónica.

¿Cuál es su prevalencia?

Alrededor de 2 personas de cada 100 pueden tener esta enfermedad.

¿Qué pruebas se hacen para dar un diagnostico?

Se pueden requerir estas pruebas

  • Analíticas de sangre
  • Electrocardiograma.
  • Electroencefalograma. A través de esta prueba se detectar anomalías cerebrales que puedan cuadrar con la epilepsia y clasificar el tipo.
  • Prueba de neuroimagen
    • Tac
    • Resonancia magnética cerebral
  • Estudios genéticos. En caso de sospechar que la causa de la epilepsia pueda ser hereditaria.

¿Cómo actuar ante un ataque de epilepsia?

La función más importante es de la acompañar a la persona que tiene la crisis epiléptica durante todo el proceso.

Lo principal será alejarle de peligros (si está al lado de escaleras o saliente), tenderle en el suelo y colocar algo blando debajo de la cabeza (abrigo, chaqueta) para que no se golpee con el suelo.

No se debe poner nada en la boca de la persona que está teniendo la crisis y quitar aquellas cosas que puedan dañarle (como objetos cortantes, etc.).

Se esperará a que la crisis pase, y se informará al médico del tiempo que ha sucedido. Aunque la crisis pase, permanecer con la persona con epilepsia, ya que en ese momento no recuerda que ha pasado y puede tener síntomas de desorientación.

Nunca se debe intentar parar las convulsiones.

Tópicos y verdades sobre epilepsia

La epilepsia es una enfermedad muy antigua, pero aún hoy día existen tópicos o desconocimiento sobre la misma. En un documento publicado por Vivir con epilepsia, se recogen diversos datos para despejar dudas y sobre todo terminar con tópicos falsos http://vivirconepilepsia.es/wp-content/uploads/2015/04/guia-epilepsia.pdf (página 8)

Aquí hemos querido destacar algunos datos que son VERDAD

  • La mayoría de las crisis se controlan con medicamentos. VERDAD
  • La epilepsia no se contagia. VERDAD
  • El riesgo de tener una crisis epiléptica aumenta con el estrés o si se abusa del alcohol VERDAD
  • Las personas con epilepsia pueden llevar una vida normalizada VERDAD
  • El ciclo menstrual de la mujer tiene influencia sobre las crisis epilépticas VERDAD

Una mujer con epilepsia ¿puede tener hijos?

Sí puede tener hijos, pero tendrá que tratar el tema con su especialista para poder planificar dicho embarazo, y controlar las posibles crisis que puedan surgir durante esos 9 meses.

El especialista tratará cada caso particular. En ocasiones, hay mujeres con crisis muy controladas que pueden reducir la ingesta de fármacos o incluso suspenderlos durante el embarazo. Pero siempre tiene que ser el especialista el que decida que dosis es más conveniente mantener durante ese tiempo.

El especialista deberá informar sobre los riesgos de la toma de fármacos durante el embarazo para el desarrollo del feto.

Asimismo, como en otras mujeres, es recomendable tomar ácido fólico, antes del embarazo y durante al menos el primer trimestre, algo que le recetará el médico.

Una dieta equilibrada, actividad y alejarse de elementos tóxicos, son otras de las recomendaciones para afrontar un embarazo saludable.

Si una mujer se queda embarazada sin previsión, no debe dejar de tomar su medicación, ya que eso podría provocar las crisis. Deberá consultar a su médico y tomar ácido fólico.

¿Puede el niño heredar la epilepsia?

La epilepsia se hereda en un porcentaje muy bajo. Pero sí es posible. Se recomienda consultar a su especialista si desea realizar un estudio genético previo.

Glosario

  • Anoxia. Se produce anoxia cuando hay una reducción del oxigeno que llega bien a los órganos, a las células o a la sangre. Hay un tipo de epilepsia causada durante el parto porque llega menos oxígeno al cerebro.
  • Cetogénica. Se llama así a una dieta donde se aumentan las grasas y proteínas y se restringen los hidratos de carbono.
  • Fenilcetonuria. Alteración congénita del metabolismo. El organismo no metaboliza la fenilalanina y en altas cantidades es tóxica, provocando daño cerebral.
  • Lipidosis. Patología que se caracteriza por alteración del metabolismo. Provoca la acumulación de grasas en las células, algo que puede afectar a diferentes órganos como el hígado, y también al cerebro y sistema nervioso.