Cargando...

Foto de una mujer bebiendo agua frente a un ventilador

#CombateElCalor, la nueva campaña de Cruz Roja para prevenir los efectos adversos del calor 

Las altas temperaturas ponen en riesgo la salud y el bienestar de las personas vulnerables. Por este motivo, Cruz Roja lanza #CombateElCalor, la nueva campaña que busca sensibilizar y prevenir los efectos adversos que provocan las altas temperaturas, tanto con medidas prácticas para mantener más fresca la vivienda, como con recordatorios de autoprotección ante las olas de calor.

Las personas que corren el mayor riesgo de verse afectadas por el calor son los niños pequeños, las personas mayores, las personas con afecciones crónicas de salud (como enfermedades cardíacas, pulmonares, diabetes y problemas de salud mental), las personas que trabajan al aire libre y las personas que viven aisladas.

Una de las formas más eficaces para combatir el calor es mantenerse bien hidratado y beber agua antes de sentir sed. Durante periodos de calor extremos, también se debe evitar el consumo de bebidas que contienen cafeína y alcohol.

Mantenerse fresco durante algunas horas al día puede ayudar al cuerpo a afrontar el calor extremo. Hay lugares en la ciudad donde poder refrescarse, como parques o zonas con puntos de agua, así como lagos, piscinas, playas y ríos donde tomar un baño. En estos últimos casos, es importante recordar que los ahogamientos accidentales aumentan durante las olas de calor.

También es importante cuidar el estado de salud de familiares, amigos y vecinos, por lo que se recomienda verificar periódicamente cómo se encuentran. Si comienzan a mostrar signos de estrés severo por calor, es imprescindible ayudarles a refrescarse rápidamente y buscar asistencia médica de emergencia si fuera necesario. Los signos de golpe de calor o calor extremo incluyen vómitos, confusión, desorientación, piel seca y caliente y pérdida del conocimiento.

Consejos para mantener el hogar más fresco:
•    Ventile su casa por la noche, si la temperatura exterior es más fresca que la interior.
•    Durante los momentos del día en que la temperatura exterior es superior a la interior, mantenga ventanas cerradas, y utilice cortinas y persianas para evitar la mayor cantidad de sol directo en el interior de la vivienda.
•    Evite la elaboración de comidas copiosas y de largo periodo de cocinado. Se recomienda elaborar recetas frías.
•    Apaga la mayor parte de dispositivos electrónicos posible.

Consejos ante el calor:
Mantén tu cuerpo fresco e hidratado:
•    Bebe agua regularmente, evitando las bebidas azucaradas, alcohólicas o con cafeína. 
•    Haz comidas ligeras (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos…), que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).

Viste:
•    Ropa ligera, de colores claros y que transpire.
•    Sombreros, gorras, etc. que cubran la cabeza, cara, orejas, sienes...
•    Calzado fresco, cómodo y que transpire.
•    Gafas de sol adecuadas (protección 100 % frente a rayos ultravioletas y radiación azul visible).

Organiza tus actividades en la calle, el campo…
•    Centraliza las actividades en el exterior durante las primeras o últimas horas del día, al atardecer.
•    Evita salir y realizar actividades extenuantes durante el momento más caluroso del día.
•    Si tienes que permanecer en exteriores: 
o    Procura permanecer a la sombra o lejos del calor.
o    Usa la ropa, complementos (sombrero, gafas de sol, etc.) Y el calzado recomendado para el calor.
o    Aplica protección solar adecuada a tu piel (incluyendo labial) previo a la exposición (30 minutos antes de salir de casa) y renuévala regularmente.
o    Bebe agua regularmente, come ligero, refréscate la cabeza…

Al salir de viaje
•    No dejes a niños, personas mayores ni animales en vehículos estacionados.
•    Viaja con el aire acondicionado o abriendo las ventanas.
•    Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar o salir del coche.
•    Hidrátate abundantemente durante el viaje.

Ante problemas de salud
•    Consulta con tu médico de referencia acerca de las medidas suplementarias a adoptar si padeces alguna enfermedad de riesgo. 
•    Sigue tomando tus medicamentos. No te automediques.
•    Mantén el contacto con las personas consideradas más vulnerables (llamadas o visitas) para poder valorar su situación concreta y prevenir efectos graves de las altas temperaturas.
 

Foto de una mujer bebiendo agua frente a un ventilador

Información adicional

  • Actualidad