Coordinación sociosanitaria: qué es y en qué situación se encuentra

La coordinación entre el ámbito social y sanitario constituye uno de los retos más importantes para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ya que es necesaria para ofrecer una atención integral a las personas mayores, pacientes crónicos, con limitaciones de autonomía personal o que precisan asistencia profesional intensa.

Las ventajas de esta coordinación:

Ventajas coordinación sociosanitaria

  1. Mayor calidad asistencial
  2. Mejora calidad de vida de los ciudadanos
  3. Optimización de recursos

 

  • Mayor calidad asistencial. La tendencia en los servicios sociosanitarios debe ser la excelencia, y la coordinación adecuada de los recursos y profesionales de ambos campos es la clave básica.
  • Mejora del bienestar y calidad de vida de los ciudadanos. Es otro de los objetivos fundamentales que se consigue a través de la coordinación sociosanitaria. Además, a partir de este valor fundamental, se fomenta un envejecimiento activo y saludable.
  • Optimización de recursos. La coordinación sociosanitaria es un factor estratégico para la sostenibilidad del sistema sanitario y la mejora de los servicios sociales. Optimiza la gestión de los recursos, maximiza la eficiencia y permite ahorros.

Estas ventajas son posibles gracias a las sinergias que se establecen. No obstante, la concienciación de la Administración y la buena actitud de los profesionales implicados no son suficientes. Es preciso una norma bien articulada para el conjunto de España que ofrezca garantía de igualdad de acceso a los servicios para todos los ciudadanos, independientemente de la comunidad autónoma a la que pertenezcan. Y es que, actualmente, existen más de 600 normativas autonómicas, pero son inconexas y tienen alcances diferentes.

Con el propósito de ir avanzando hacia la coordinación, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad creó en 2013 un Consejo Asesor de Sanidad.

Consejo Asesor de Sanidad

En octubre de 2012, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad crea el Consejo Asesor de Sanidad, un órgano consultivo de alta especialización, que se encargará de realizar informes y elaborar propuestas al servicio de la Sanidad española, ya sea por solicitud de la ministra o por iniciativa propia.

Está compuesto por 35 expertos del ámbito sanitario (médicos, científicos, enfermeros, economistas, etc.), de reconocido prestigio, que colaboran en la toma de decisiones aportando datos y recomendaciones (gracias a sus estudios e investigaciones) desde las perspectivas científica, ética, económica y social.

Los ámbitos principales que tratan en sus trabajos son:

Ámbitos principales consejo asesor de sanidad

  1. La planificación y sostenibilidad
  2. Recursos humanos
  3. Calidad, innovación e investigación
  4. Promoción de la salud
  5. Atención sociosanitaria

 

  • La planificación y sostenibilidad (prioridades asistenciales a medio y largo plazo)
  • Recursos humanos (adecuación entre el número y distribución de los profesionales sanitarios, las necesidades y el modelo asistencial)
  • Calidad, innovación e investigación (nuevos modelos de gestión, integración de niveles asistenciales, nuevas tecnologías)
  • Promoción de la salud (medidas destinadas a la prevención de enfermedades y de fomento de la educación y de los hábitos saludables)
  • Atención sociosanitaria

    La coordinación sociosanitaria es uno de sus principales propósitos. Por eso, uno de los primeros pasos fue crear un grupo de trabajo sobre la atención sociosanitaria. En abril de 2013, este Grupo de Trabajo de Atención Sociosanitaria del Consejo Asesor presentó a la ministra Ana Mato un informe sobre atención y coordinación sociosanitaria en el que plantea cerca de 50 propuestas para alcanzar la coordinación sociosanitaria.

    En primer lugar, aborda 10 consideraciones generales sobre la necesidad de coordinar los servicios de salud y los servicios sociales para atender las enfermedades que requieren cuidados de larga duración.

    Además, incluye otras 36 propuestas, que considera objetivos prioritarios, relacionados con la necesidad de impulsar la coordinación y la atención sociosanitaria. Entre estas destacan:

    • La atención sociosanitaria debe referirse preferentemente a enfermedades de larga duración y, en particular, a enfermedades crónicas, convalecencias, recuperación funcional, cuidados paliativos, atención subaguda y postaguda.
    • Reorganización del conjunto de niveles asistenciales, teniendo en cuenta los diferentes perfiles de los pacientes y su edad, grado de autonomía personal, etc.
    • Promover una mayor capacidad resolutiva a nivel sanitario en los centros residenciales para mayores, a través de unidades sociosanitarias de referencia.
    • Definir los perfiles de los cuidadores profesionales, su formación y acreditación para favorecer la calidad asistencial.
    • De igual manera, es prioritario la formación de los cuidadores informales.
    • Garantizar una adecuada gestión de la prestación farmacéutica en el ámbito sociosanitario.
    • Promover un modelo de financiación suficiente e impulsar una gestión económico-administrativa transparente.
    • Promover la regulación del seguro complementario de dependencia, de carácter voluntario. Su contenido y modalidades, así como sus incentivos fiscales serán objeto de la correspondiente normativa, considerándose conveniente la posibilidad de desgravaciones por otros gastos sociosanitarios

Espacio Único Sociosanitario

En noviembre de 2012, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, hizo referencia por primera vez al Espacio Único Sociosanitario. El objetivo principal de esta iniciativa es que dos servicios básicos como la sanidad y los servicios sociales caminen en la misma dirección para responder a las necesidades que plantean dos realidades importantes como el envejecimiento poblacional y la elevada incidencia de la cronicidad.