Lary, Eva Lázaro y Ana Artacho

Charla Lary León a los empleados de Caser

 

Lary, la más pequeña de cinco hermanos, nació inesperadamente sin brazos y sin una pierna, pero nada de eso frustró su objetivo de seguir sonriendo. “Una de las capacidades con las que nací fue la de darle la vuelta a la tortilla a ciertas situaciones. No sé en qué momento afiné esa habilidad, pero creo que la traigo de serie. Siempre digo que he venido con el objetivo de sonreír y de compartir con los demás la sensación de que realmente sólo hay cosas muy importantes y muy graves por las que preocuparnos”.

Asistentes escuchando a Lary

El 27 de noviembre de 2017, Lary León dió una charla a los empleados de Caser en la que explicó su experiencia en la vida y como la positividad hace que todo se afronte de otra manera. También insistió en lo importante que es tener una actitud positiva que afecta a los demás contagiando optimismo y ganas de vivir. Todas estas reflexiones las iba ilustrando con ejemplos de su vida. Impresiona ver como, no solo ella, sino toda su familia, han vivido esas circuntancias y momentos como un reto a superar y un acicate para seguir adelante con una sonrisa.

 

Asistieron 100 personas que valoraron muy positivamente la iniciativa, más de un 9 sobre 10. De las que respondieron a la encuesta todas ellas repetirían si se volviera a organizar una actividad de este tipo.

Con este tipo de iniciativas, desde la Fundación, queremos implicar, poco a poco, a toda la familia Caser en los proyectos y experiencias que encontramos en nuestro recorrido. Nuestro objetivo es poder aportar nuestro granito de arena a cada una de las personas que se acercan a nosotros.