Participación de Fundación Caser en la Semana del Seguro

Mié 22 Mayo 2013

Información de la jornada:

La Fundación Caser para la Dependencia ha participado en la Semana del Seguro 2013 celebrada en IFEMA. En el transcurso de la ponencia denominada “¿Cómo planificar nuestro futuro? Situación española y alternativas en otros países europeos”, los representantes de la Fundación abogaron por la necesidad de que desde la Administración se incentive la contratación de seguros privados de dependencia para contribuir a garantizar la viabilidad del Sistema.

La jornada contó con la participación de Juan Sitges, Director de la Fundación Caser para la Dependencia, que realizó la introducción; César Antón, Director del IMSERSO; Manuel Álvarez, Director de Particulares de Vida y Pensiones de Caser y Miguel de Haro, Abogado y profesor de derecho Financiero y Tributario de la UCM.

Manuel Álvarez, comenzó destacando el difícil entorno en que se desarrollan los seguros de dependencia en España, caracterizado “por la falta de concienciación que provoca una baja demanda; una gran restricción de crédito, que evita que se pueden realizar hipotecas inversas; unas reglas de copago poco claras; escasez de buenos incentivos fiscales y el mal tratamiento en la previsión social colectiva”.

El director de Particulares Vida y Pensiones de Caser animó a mirar el ejemplo de otros países como Francia y, en especial, Alemania, “donde existe un seguro obligatorio de dependencia, lo que propicia el que haya 70 millones de asegurados. Además, se ha llevado a cabo una gran labor de concienciación ya que hay 9 millones de personas que tienen contratado un seguro voluntario”.

Entre las posibles soluciones, Álvarez citó “tener una fiscalidad coherente, posibilitar la contratación de seguros a favor de terceros, valorar su inclusión en  los convenios colectivos, elevar los límites para los seguros de dependencia de riesgo a prima única para que puedan aumentar con más rapidez, favorecer que el ahorro se mueva a seguros de dependencia eliminando o disminuyendo las plusvalías al suscribir dicho seguro, o combinar seguros de vida riesgo y dependencia con coberturas de fallecimiento, invalidez y dependencia con ventajas fiscales”. Asimismo, defendió la importancia de “sensibilizar a las personas para que comprendan la trascendencia y ventajas que puede reportarles estar aseguradas frente a posibles situaciones de dependencia”.

Incluso fue más allá y abogó por establecer “la obligatoriedad de contratar un seguro de dependencia a los mayores de una determinada edad. Por supuesto, con un buen tratamiento del cobro de las prestaciones y con posibilidad de que sea subvencionado para aquellas personas que no alcancen unos ingresos mínimos”.

César Antónhabló de la situación en la que se encuentra España en materia de dependencia, “con 1.536.000 personas ya valoradas por el sistema, de los cuales un 83% han sido consideradas dependientes”.

El director del IMSERSO ahondó en las características explicando que “el 60% de los dependientes tienen más de 65 años” e hizo hincapié en que “en España se han valorado como Grado III muchas más personas que en otros países de nuestro entorno como Francia, Alemania o Austria. En cualquiera de estos países el grueso de los dependientes están clasificados como grado I, en segundo lugar grado II y por último los clasificados como grado III. Sin embargo en nuestro país la mayoría está en grado II y grado III, lo que ha llevado a cambiar el  baremo de valoración. Con ello se pretende ir corrigiendo poco a poco la desviación que presenta nuestro sistema, de este modo se ha iniciado un paulatino aumento de los valorados como Grado I y disminución de los Grado III”.

Antón precisó que “el sistema de atención a la dependencia puede ser un  sector que genere empleo, pero para que sea así, se tiene que fomentar la figura del cuidador profesional, no el cuidador familiar”.

Otro de los objetivos del organismo que dirige es aumentar la transparencia del sistema para saber cuánto cuesta realmente la dependencia al Estado y cuánto a las CCAA, para lo cual, se deben acordar indicadores comunes para todos. “Una vez se pueda saber esa información, podremos saber cuánto tienen que aportar los usuarios”, concluyó.

Por último, en cuanto al desarrollo de los seguros privados, Antón mencionó que se ha llegado a un acuerdo en el Consejo Territorial por el que se regulará el incentivo fiscal de este tipo de seguros para fomentar su contratación.

Miguel de Haro presentó en su intervenciónel estudio “Pensiones, Dependencia y Sistema de Bienestar. Los incentivos fiscales como instrumento para su sostenibilidad. Estudio comparado en Europa y España”, que ha publicado la Fundación Caser para la Dependencia.

Resaltó que “nos encontramos en un momento en el que se nos reconocen muchos derechos pero, a la vez, la situación de crisis hace que no haya la financiación necesaria para poder afrontar adecuadamente al cumplimiento de esos derechos”.

En el estudio se subraya la importancia de los incentivos fiscales para mantener un sistema que, si no se produce un cambio radical en su concepción e implantación, es insostenible. Frente a las subvenciones que ya no se pueden dar, el incentivo fiscal aparece como una alternativa plausible.

Concretamente, compara los incentivos fiscales que  hay en cada una de las comunidades autónomas, y por otra parte los de Europa, estableciendo grupos de clasificación.

Tras dicho análisis, el estudio concluye que se podrían contemplar una serie de propuestas que mejoren el actual sistema fiscal español en estos temas. Entre otras propone las siguientes medidas: disminuir progresivamente la tributación sobre las cantidades recibidas  de los planes de pensiones según se jubile más tarde. Es decir una persona cuanto más tarde se jubile más cantidad percibirá del plan de pensión. Introducir de nuevo, en el sistema fiscal, la reducción del impuesto de sociedades de las aportaciones realizadas por el empleador al trabajador en los planes de pensiones, en este punto, experiencias como las de Dinamarca o Polonia pueden servir de referencia. Un tratamiento parejo de la tributación de las rentas obtenidas por determinadas mutualidades alternativas al sistema de la Seguridad Social. La aplicación de un incremento de la deducción para aquellos trabajadores autónomos que aporten una mayor cuota de prima por cada año de cotización a planes de pensiones privados. Por último el establecimiento de un incremento de los límites de aportación a planes de pensiones, sin ser excluyentes los personales con los empresariales así como dar una mayor seguridad y estabilidad en las políticas fiscales de apoyo a los mayores que no suponga una modificación constante de la normativa.

  1. Introducción
    Juan Sitges Breiter
    Director General de la Fundación Caser para la Dependencia
  2. ¿Por qué la contratación de seguros privados en materia de dependencia es importante para nuestro país? Esfuerzos por parte de la Administración Española para fomentar la previsión de los ciudadanos.
    César Antón Beltrán
    Director General del IMSERSO
  3. Asegurar nuestro futuro. Alternativas desde los seguros privados.
    Manuel Álvarez Rodríguez
    Director de particulares, vida y pensiones de Caser Seguros
  4. Sostenibilidad del Estado del Bienestar y el papel del ahorro privado. ¿Qué incentivos fiscales ofrecen otros países Europeos y qué conviene más a España? Presentación del estudio comparado sobre políticas fiscales de incentivo y apoyo a mayores y dependientes.
    Miguel de Haro Izquierdo
    Abogado, Profesor de Derecho Financiero y Tributario de la UCM. Socio del estudio Jurídico Pérez de Ayala y autor del estudio

Presentación de la publicación

Descargar PDF

Resultado de la actividad

Asistentes 50 asistentes