Retroactividad de las prestaciones económicas

Planificación de recursos económicos

Cuando entró en vigor la Ley de Dependencia, el dependiente presentaba la solicitud y, desde ese momento, se generaba una retroactividad hasta que recibía la prestación.

En junio de 2010, a causa del déficit público, la retroactividad comenzó a contabilizarse desde la resolución del reconocimiento de la prestación o, si no se había hecho en el plazo establecido, el día después del sexto mes. Además, las comunidades podían abonar la deuda generada, que no se podía eliminar, en cinco años.

Tras el Consejo Territorial de julio de 2012, se introdujeron nuevos cambios. Las comunidades autónomas no empiezan a generar retroactividad hasta pasados dos años, a contar a partir de la resolución del reconocimiento de la prestación. Y los dependientes que ya se encuentran en el Sistema, dejan de generar retroactividad, aunque aún no reciban la prestación. Además, los cinco años que las comunidades tenían para abonar la deuda pasaron a ocho años.

Con estas medidas, el Ministerio pretende que las comunidades autónomas tengan un instrumento que les permita planificar sus recursos económicos y atender a los severos y grandes dependientes.